Cuando yo era la “nueva”…

Era nueva en la Ciudad, el único familiar que tenia en ella era mi Hermana y los únicos amigos… los de ella, iba conociendo cada día, dispuesta a ver la realidad, lo bueno y lo no tan bueno, trabajar, pasear, caminar y sobretodo… probar, todas esas cosas diferentes que siempre me han atraído y que no había tenido la posibilidad de vivir.

Era poco el tiempo que tenia para estar sola en la ciudad… pero de eso hablare mas adelante, lo importante es mi afán de no perder ni un día, de aprovechar la mayor cantidad de tiempo posible.

Hace algún tiempo había tenido un affaire con uno de los amigos de mi hermana, Ismael… solo fueron besos, besos que se producen en medio del tequila y del baile, sin embargo, fueron LOS BESOS, Dios!!!! Como me hicieron fantasear esos besos durante muchas noches, cuantas veces me masturbe, queriendo mas de Ismael. La historia no paso de allí, cuando nos conocimos yo estaba sumergida en la lucha para que la relación que tenía con el papá de mi hija pudiese continuar y él vivía una relación a distancia, aunque para él fue significativo que yo estuviese comprometida.

Por mas que trate de mantener la relación con el padre de mi hijo, no lo logré, llegó a donde debió haber llegado…

Volví, nuevamente sola a la Ciudad donde vivía mi hermana e Ismael, a buscar la vida que necesitaba para mi hija y para mi…

Ismael y los otros amigos de mi hermana, eran como una fraternidad, un grupo unido y de mucha confianza, habían varias parejas de matrimonio e incluso con hijos, solían salir los fines de semana, iban a todo tipo de lugares, bebían, bailaban, la pasaban muy bien juntos, desde un principio note la confianza que se tenían, la esposa de Manuel bailaba muy seductoramente con el esposo de Isabel y así todos los demás… Pensé… Oh! pero que rico!!! desde luego que no tome parte sin ser invitada, hasta ahora solo habían sucedido los besos con Ismael…

Le había comentado a mi hermana, que necesitaba tener sexo con Ismael, primero por que le tenia ganas y segundo, porque mi cuerpo no estaba acostumbrado a pasar mas de 15 días sin ser disfrutado. Lo que no me imagine era que ella lo comentaría con sus amigos. Ismael estaba fuera de la ciudad. El viernes siguiente Isabel me llamo para decirme que me tenia una invitación a un buen sitio nocturno… “así que arréglate y perfumate, que esta noche la pasas muy bien”…  Solo me reí, pensé, bueno una embriagada mas… yo no era de sexo casual y con Ismael fuera, asumí de que no iba a pasar nada hot.

Fueron todos los amigos de Carla, mi hermana, todos vestían para la ocasión, formales, yo también, fui arreglada, maquillada y muy sexy… Isabel, que por cierto, esta muy buena, siempre me llamo la atención, no puedo decir que me atraía porque eso de acostarme con mujeres solo pasa en mis fantasías y para masturbarme nunca me he atrevido a tocar ni a ser tocada… Así que pensé  “¿sera que va a pasar algo con ella y con su esposo esta noche? ¿Haremos trío? … yo lo deseaba desde siempre… pero no… no fue así.

Isabel, se acerco con una mujer muy muy sexy y hermosa y me la presento, me dijo “Conoce a Alexa, ella trabaja con su esposo aquí en este local y es mi amiga, estoy segura que no dudas en pasar un rato a solas con ella, hay dos opciones, la primera es en privado y la otra es en una habitación con vidrios en los que tú no puedes ver quien esta afuera pero si te pueden ver mientras gozas, si así tu lo deseas, de hecho puedes escoger quien quieres que te vea…

De esta manera todas mis dudas acerca de la fraternidad de Carla habían quedado disipadas… esta gente goza, todos juntos, se mezclan, Dios!!! Quien sabe cuantas cosas harán, pero parecen relaciones estables, amorosas… ¿ Que es esto?… a pesar de tantas dudas eran mas las ganas de formar parte de esta fraternidad que de seguir teniendo pensamientos…

Le dije a Isabel, que si iría con Alexa, pero en privado, que para ser mi primera vez, lo necesitaba de esa manera, por lo que ella y los demás se fueron a bailar y a esperar que terminara mi “ritual de iniciación” .

Entre a un cuarto grande con juguetes sexuales, cadenas, fustas, una cama redonda, un mueble en forma de S… solo verlo excitaba… Alexa, esa mujer era como una Diosa, exageradamente hermosa y con un cuerpo de Afrodita, piernas largas, torso envidiable, de hecho no solo deseaba chuparselo, le envidiaba el abdomen a la perra, tetas, oh! que tetas… firmes ni grandes ni pequeñas justas a ese cuerpo, con pezones pequeños y duros, su piel era suave como el terciopelo y su olor era el olor de una hembra… labios carnosos, ojos verdes, cabello oscuro y largo. Se quedo en ropa interior, negra de encaje, un brasier que le quedaba brutal y las transparencias hacían ver sus rosados pezones, la panty con encaje también en la parte de adelante y pequeñas y varias ligas a los lados, parecía una modelo de victoria secret.

Después de quitarse la bata y dejarse ver su monumental figura, no se como ni porque, simplemente me humedecí y me excite al mismo tiempo que dudaba en darle placer a semejante Diosa, ¿sera que me atrevo a tan siquiera tocarla?… ella se sentó en el mueble en forma de S, toda recostada hasta el espaldar y con las piernas estirada… me pidió que me acercara… y dijo “quitate la ropa, suavemente, como si quisieras seducirme, que tu cuerpo me invite a ti…”, noto mis nervios… por lo que se puso de pie y susurró a mi oído, “Yo fui quien pidió estar contigo, ya te había visto con Isabel, a mi esposo le encantas, así que soy yo la que desea que tomes y poseas, ven… disfruta este placer y no tengas miedo a gozar, eso es justo lo que va a pasar esta noche… mi esposo, tu y yo GOZAREMOS…”

Estaba mas que húmeda y no me habían ni  tocado, Alexa se volvió a sentar en el mismo mueble, con las piernas abiertas de un extremo a otro, esta vez con dos shot de tequila, yo estaba también en ropa interior y ella hizo que me sentara de frente, se tomo uno de los tragos y me dio uno a mi, con su manos, metió su indice en mi boca, me acaricio los labios y luego detenidamente se chupo el dedo… me dijo “¿ahora que quieres?, ¿que vas hacer conmigo? esta noche todo mi cuerpo es tuyo, sabes que si puedes hacerme gozar, ven, besame, tócame, pruebame, haz todo y mas de lo que has fantaseado, aqui hay arnes para que te lo pongas y me cojas, anda excitame mas y cuando ya este bien caliente me pones en 4 y me das bien duro, quiero sentir tus tetas en mi espalda mientras me cojes y me aprietas fuerte”

Yo solo era pura palpitación, no pensé nunca sentirme tan mojada y excitada con una mujer… me acerque inmediatamente a su boca y la bese, enseguida me estremecí, que boca y que lengua tenia esa mujer, caliente y humeda, eran unos besos que me envolvían, iba a la estrellas y regresaba con su aliento, ella solo con los besos gemía, parecía que era el encuentro de dos cuerpos que llevaban varias vidas esperándose. Alexa tomo mi mano y la puso dentro de panty, diciendo “sienteme, siente como bajan mis fluidos, como me enciendes toda” y me arrebato la boca con mas besos, saco mi mano de sus pantys y la puso sobre uno de sus senos “mira, tócalos, están hirviendo, duros y deseosos”… lamió sus fluidos de mi mano, chupándome los dedos, no pude contenerme mas y me abalance sobre ella, la bese toda… donde desee, su cuello, sus tetas, las bese, las mordí y las lamí… las estruje… las pegue de mis tetas y ambas nos frotábamos los pechos… la excitación se sentía como una intravenosa de una droga potente…

Ya no había miedo, solo ganas de mas, le quite la panty… y le ofrecí mi boca a su vagina, la bese y la chupe con tanta vehemencia, como deseaba que ella lo hiciera conmigo, ella se retorcía y se mojaba cada vez mas, me halaba el cabello… y yo la chupaba mas y mas… cuando alcanzo su orgasmo, me acerco nuevamente a su frente, me metió su firme y caliente lengua en mi boca, fundiendome con su aliento, nuestros cuerpos desnudos parecían uno, pegados con nuestro sudor… pero en ese punto mi cuerpo necesita a un hombre, a un macho que ahora tomara posesión de mi… lo que no sabía era que Alexa quería mas de mi…

Me dijo, voltea hacia la cama… me di cuenta que allí siempre había estado un hombre… era Marc, su esposo… Él se acerco hacia mi, y me beso directamente, tomándome por las nalgas con fuerza, me dijo “tenía tantas ganas de esto desde hace buen rato… pero no has terminado con ella”… Alexa estaba bañada en una luz de lujuria que la embellecía aun mas, ella solo me miraba, me deseaba, me llevo a la cama, nos sentamos frente a frente y nos besamos, ella estrujaba sus tetas con las mías, se tocaba las de ella en forma masajeante y seductora, como si se masturbara, me unió hacia ella y cada vez se frotaba mas conmigo, Marc se acerco y empezó a poner un aceite algo caliente en nuestras tetas, Alexa me arrecosto del espaldar de la cama y sentó ahorcajada sobre mi, Marc, que estaba de pie observando, rociaba mas aceite sobre su esposa y ella ahora con todo su cuerpo lubricado, seguía frotándose conmigo, parecía una serpiente como se movía, subía su vagina hasta mi boca para que yo la lamiera y era puro movimiento, estaba muy muy excitada, su vagina se movía sobre mis tetas, se dispuso a bajar de allí, tomo mis manos y las puso en su trasero, caí acostada en la cama y empezó a restregar su vagina con la mía… suave y lento… una y otra vez, mientras se retorcía, mientras Marc, nos veía.

Ella seguía sobre mi, ahora mas fuerte, su vello púbico rozaba mi clítoris y me encendía cada vez mas, cada rocé me hacían sentir el inminente orgasmo que me tumbaba a mi primera experiencia con otra mujer, entonces Mi Diosa, gritaba… “Vente, vente… acaba para mi… mojame”… y fue inevitable… me desmorone… me volví nada en ese estallido de mi cuerpo… aun así… quería que me penetraran… y al parecer no era la única… Alexa, se voltio hacia Marc, haciéndole una seña, se volteo y me dijo “Si quieres que Marc, te coja, primero debes cogerme tu a mi” a lo que respondí “¿Mas?… eres insaciable… y la bese, Marc, me tomo de la mano y me puso algo, tenia un pene grueso, tanto que mi mano no alcanzaba a juntar los dedos cuando lo tome y también era largo, tenia unas tiras… Marc, me dijo “Pontelo”, busque la manera de hacerlo, y cuando me di cuenta… tenia un pene entre mis piernas, este arne detrás del pene tiene algo que roza mi vagina, Alexa me dijo “cada vez que me penetres con él, vibrara, así que no seré la única en gozar”… Ahora debía cogerme a esa mujer… a esa Diosa para poder ser poseida por Marc, lo deseaba también, tanto como las tetas de Alexa… Lo deseaba y mucho.

Alexa,  me dio otro tequila y ella tomo… me halo por el cabello, me empujo hacia ella y me beso, como si yo fuese suya… me tomo por las nalgas, me apretó, se agacho, y empezó a darle sexo oral a mi pene de goma, no se como ni porque pero eso me hacia sentir algo en mi vagina me excitaba muchísimo… Marc se acerco y me veía a los ojos, mientras su mujer me hacia sexo oral, me tomo por el cuello y me acerco para hundirme en su boca, mi cuerpo se estremecía con tanta excitación… a lo que Alexa se separo del pene y se fue a la cama a ponerse en cuatro, Marc, me miro y me dijo, “Cogetela duro”… me acerque a ella, tenia la vagina tan humeda y dispuesta que no la hice padecer mas… se lo  metí, ese pene grueso que me puse, se lo metí hasta el fondo lento y empece a darle una y otra vez, primero lento y suave para que ella lo gozara… para que lo sintiera, Alexa no dejaba de gemir, sentía muy muy rico como me la cogía… el vibrador detrás del pene me estaba matando, me iba a ir antes que Alexa, entonces la envestí mas fuerte y mas rápido, ella gritaba mas, le di como si yo fuese un hombre con el semen a punto de reventar, ella noto que me estaba yendo… dejo que acabara y volvió hacerle señas a Marc.

Esta mujer era insaciable, ya teníamos mas de 2 horas sin parar… me dijo “descansa” y me acostó en la cama sin quitarme el arne… me dio un beso y se metió el pene, empezó a cabalgarme esta vez y volví a sentir, solo ver como se agitaban sus tetas, como volaba su cabello, ver esa hembra sobre mi iba mas allá de todos mis sentidos era muy abrumador…  eso sin olvidar el vibrador detrás del pene… Marc se acerca por detrás de Alexa, la empujo hacía adelante, le froto las nalgas, le lamió el culo al que después empezó a penetrar con sus dedos, Ella, gemía con cada dedo, mas y mas, me tomaba de las manos y rasgaba mis tetas… estaba frenetica, Marc, la penetro, ella gozaba la doble penetración, no le hacia falta moverse, con las embestidas de Marc, era suficiente, tenia unos movimientos en los que no solo  gozaba Alexa… yo también los sentía, en lo que Alexa alcanzo el orgasmo, Marc se separo, ella se bajo de mi y se acostó, Él me saco el arne, nos dio a beber Champagne bien fría, la bebí como si fuese agua, estaba sedienta y esa bebida era exquisita.

Me repuse y le pregunte a Marc, de frente… viéndolo a los ojos “¿y tu?… ¿no quieres acabar?… el se volteo y miro a su esposa, ella solo sonrío… luego el me tomo por la espalda, me envolvió en el y me beso apasionadamente, nos miramos nuevamente y sentí como nos fundíamos en ese abrazo… Alexa se puso su panty y se fue a sentar junto con el champagne y un cigarro al mueble en forma de S… Marc y yo … nos fuimos a la cama… a hacer el amor…

Vhioletha .

Este es mi primera historia o escrito erotico, espero les guste gracias por las criticas… seran bienvenidas… espero te guste Jack…

001fd04cfc6214a87ef456

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s